Psic├│logo Marco Antonio Grez Mu├▒oz

Ni├▒os delincuentes

Publicado por en la categoría Psic├│logo el Lunes 24/09/2012

ninosdelincuentesLos menores de edad est├ín apareciendo cada d├şa m├ís en las p├íginas policiales. Las fr├şas estad├şsticas a├║n no los registran como un problema grave de nuestra sociedad, pero para all├í vamos si no hay prevenci├│n, educaci├│n y oportunidades para quienes buscan una salida a sus problemas de subsistencia y tener lo que la sociedad consumista exige en estos tiempos. Expertos dicen que la soluci├│n no es bajar la edad de responsabilidad penal y que el Sename puede ser la clave si se reorganiza.

La prevenci├│n es la ├║nica soluci├│n para evitar que m├ís ni├▒os como el “Cisarro”, “Miguelito”, “El Loqu├şn”, Bayron y otros caigan en la delincuencia.

 

No podemos analizar a los ni├▒os delincuentes, por ejemplo, sin considerar variables que evidentemente contribuyen a que ese tipo de situaciones ocurran. Chile es uno de los pa├şses donde la desigualdad es una de las m├ís dram├ítica y eso, obviamente, conlleva situaciones como la delincuencia infantil.

Como sociedad somos responsables de que esto suceda. Segundo, detr├ís de ni├▒os peque├▒os, de 11 a├▒os, con conductas delictivas, siempre, y soy radical al sostenerlo, hay adultos responsables. Si tenemos ni├▒os que responden a sus deberes escolares, que tienen habilidades sociales adecuadas, etc├ętera, somos los adultos los que estamos detr├ís de ellos, los responsables que eso sea, es decir, estamos haciendo bien nuestra pega.

Estoy en completo desacuerdo con pretender aumentar penas y bajar la edad en que los ni├▒os sean sujeto de condenas.

Se habla muchas veces en los medios de comunicación de una manera absolutamente irresponsable, por ejemplo de prostitución infantil; la prostitución infantil no existe. El comercio sexual con niños y niñas es abuso sexual. Desde los seudo cuidadores de estos niños y niñas y los clientes, que son adultos. Y esto responde a un modelo social que, lamentablemente, cada vez va aumentando más la brecha de las diferencias entre los que tienen mayor acceso a oportunidades de salud, de educación, y los que no tienen acceso a ello.

Estos mismos ni├▒os est├ín bombardeados a trav├ęs de los mismos medios de comunicaci├│n, de la publicidad, que la felicidad se alcanza en tanto t├║ acumules bienes. Si un ni├▒o tiene acceso a las zapatillas que cuestan 100 mil pesos por ejemplo, va a ser un ni├▒o feliz. Un ni├▒o de una poblaci├│n donde con suerte tienen para tomar desayuno, qu├ę va a hacer. Para ser feliz va a delinquir, porque como sociedad ese es el mensaje que estamos enviando.

La soluci├│n no es rebajar la edad de los ni├▒os para meterlos preso ni inaugurar m├ís c├írceles. Pasa por la prevenci├│n y ├ęsta surge tambi├ęn desde el colegio.


M.A. Grez

Psic├│logo Marco Antonio Grez

Categor├şas

Psic├│logo:

Psic├│logo: Adolescentes
Psic├│logo: Adultos
Psic├│logo: Parejas
Psic├│logo: Familia