Psicólogo Marco Antonio Grez Muñoz

Niños delincuentes

Publicado por en la categoría Psicólogo el Lunes 24/09/2012

ninosdelincuentesLos menores de edad están apareciendo cada día más en las páginas policiales. Las frías estadísticas aún no los registran como un problema grave de nuestra sociedad, pero para allá vamos si no hay prevención, educación y oportunidades para quienes buscan una salida a sus problemas de subsistencia y tener lo que la sociedad consumista exige en estos tiempos. Expertos dicen que la solución no es bajar la edad de responsabilidad penal y que el Sename puede ser la clave si se reorganiza.

La prevención es la única solución para evitar que más niños como el “Cisarro”, “Miguelito”, “El Loquín”, Bayron y otros caigan en la delincuencia.

 

No podemos analizar a los niños delincuentes, por ejemplo, sin considerar variables que evidentemente contribuyen a que ese tipo de situaciones ocurran. Chile es uno de los países donde la desigualdad es una de las más dramática y eso, obviamente, conlleva situaciones como la delincuencia infantil.

Como sociedad somos responsables de que esto suceda. Segundo, detrás de niños pequeños, de 11 años, con conductas delictivas, siempre, y soy radical al sostenerlo, hay adultos responsables. Si tenemos niños que responden a sus deberes escolares, que tienen habilidades sociales adecuadas, etcétera, somos los adultos los que estamos detrás de ellos, los responsables que eso sea, es decir, estamos haciendo bien nuestra pega.

Estoy en completo desacuerdo con pretender aumentar penas y bajar la edad en que los niños sean sujeto de condenas.

Se habla muchas veces en los medios de comunicación de una manera absolutamente irresponsable, por ejemplo de prostitución infantil; la prostitución infantil no existe. El comercio sexual con niños y niñas es abuso sexual. Desde los seudo cuidadores de estos niños y niñas y los clientes, que son adultos. Y esto responde a un modelo social que, lamentablemente, cada vez va aumentando más la brecha de las diferencias entre los que tienen mayor acceso a oportunidades de salud, de educación, y los que no tienen acceso a ello.

Estos mismos niños están bombardeados a través de los mismos medios de comunicación, de la publicidad, que la felicidad se alcanza en tanto tú acumules bienes. Si un niño tiene acceso a las zapatillas que cuestan 100 mil pesos por ejemplo, va a ser un niño feliz. Un niño de una población donde con suerte tienen para tomar desayuno, qué va a hacer. Para ser feliz va a delinquir, porque como sociedad ese es el mensaje que estamos enviando.

La solución no es rebajar la edad de los niños para meterlos preso ni inaugurar más cárceles. Pasa por la prevención y ésta surge también desde el colegio.


M.A. Grez

Psicólogo Marco Antonio Grez

Categorías

Psicólogo:

Psicólogo: Adolescentes
Psicólogo: Adultos
Psicólogo: Parejas
Psicólogo: Familia